Alí Daniels: el Tribunal Supremo de Justicia tiene gran injerencia en la actual conflictividad social del país

Caracas 11 de julio de 2017.- Organizaciones de todo el país, con experticia en institucionalidad democrática y justicia, acudieron a la convocatoria realizada por el Centro de Justicia y Paz (Cepaz), el Programa Venezolano de Educación-Acción de Derechos Humanos (PROVEA) y el Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH-UCAB), en el marco de la iniciativa denominada “Agenda Urgente en Derechos Humanos”.

Beatriz Borges, directora de Cepaz, comunicó que las organizaciones han estado trabajando, en los últimos meses, en la elaboración de un diagnóstico para el diseño de una agenda de aplicación urgente en materia de justicia y Estado de Derecho y que la intensión del encuentro ha sido el de culminar este esfuerzo.

Borges se refirió a la consulta popular pautada para el próximo domingo 16 de julio, señalando que consideran que es un “mecanismo de participación ciudadana legítimo” y que “se corresponde con los valores democráticos de los venezolanos que desean retomar el camino de la institucionalidad y la justicia, a diferencia del llamado a la Constituyente que de ninguna manera resuelve los problemas de los venezolanos”.

Por su parte, el director de Acceso a la Justicia, Alí Daniels, se refirió a las “enormes deficiencias que padece el Poder Judicial venezolano”. Daniels indicó que “el Tribunal Supremo de Justicia tiene gran injerencia en la actual conflictividad social del país, porque se ha convertido en un brazo ejecutor de las políticas del gobierno y en un denegador de los Derechos Humanos”.

Señaló que el camino para superar la crisis, y recuperar la democracia, está en la Constitución. En el caso del Poder Judicial recordó que la Constitución “solo señala una manera de entrar al sistema de justicia que es por concursos públicos. En Venezuela no se realizan concursos públicos desde hace más de 15 años. En Venezuela los jueces son elegidos a dedo, no tienen estabilidad y pueden ser removidos con un simple oficio. Mientras tengamos jueces que dependan de un oficio para estar en su puesto y dependan de la obediencia a un poder político seguiremos como estamos. Lo que hay que hacer es cumplir la Constitución, no cambiarla”.

El evento contó también con la participación de Mariela Magallanes, diputada a la Asamblea Nacional por el estado Aragua y miembro de la Comisión de Política Interior, quien formará parte del grupo de parlamentarios que recibirán en los próximos días el documento final con las propuestas de acción en los cinco temas que han discutido en el proyecto de Agenda Urgente: Participación Ciudadana y Procesos Electorales; Crisis Humanitaria: Derecho a la Alimentación y a la Salud; Estado de Derecho, Estado de Derecho, Institucionalidad Democrática y Justicia; Cultura de Paz y Diálogo Ciudadano y Libertad de Expresión, de Asociación y Manifestaciones Pacíficas.